Las figuras con toallas han sido una tendencia decorativa desde hace tiempo. Puede que al llegar a un hotel hayas encontrado en tu habitación una de estas curiosas y divertidas figuras. Te preguntaras cómo se hacen, ya que puede parecer un poco complicado. Pero no te preocupes, es más sencillo de lo que crees.

Simplemente debes tener un poco de creatividad y determinación. Es un bonito regalo para un baby shower o un cumpleaños, para decorar tu baño o para divertir a los pequeños de la casa. Si quieres aprender a hacer figuras con toallas paso a paso, estás en el lugar indicado.

¿Por qué hacer figuras con toallas?

Es una manera divertida y sencilla de decorar cualquier espacio de tu hogar, como el baño. También puede ser un detalle para obsequiar a un ser querido o una manera de entretener a los invitados durante una fiesta infantil. Sin importar cuál sea la finalidad, puedes estar seguro de que disfrutarás al hacer estas figuras, especialmente si involucras a los niños en el proceso, pues es una excelente manera de incentivar su creatividad.

Tan solo necesitarás un par de toallas de los colores que prefieras, un poco de paciencia y ganas de aprender. Puede que al principio no te resulte fácil y no obtengas el resultado esperado, pero no te debes frustrar o desesperar. Recuerda que el proceso de aprendizaje puede ser un poco más difícil al principio y que necesitas tiempo para convertirte en todo un maestro de las figuras con toallas.

Pero una vez que superes estos obstáculos, realmente disfrutarás de este tipo de manualidad. De hecho, son muchos los beneficios de realizar manualidades. Por ejemplo, representan una buena manera de relajarse, pues podrás olvidarte de las preocupaciones y dejar que la creatividad fluya en tu mente. Al completar una tarea, obtendrás un sentimiento de logro que ayuda a fortalecer tu autoestima.

Los expertos aseguran que aquellas personas que realizan manualidades con frecuencia, son capaces de tomar mejores decisiones y en menos tiempo, esto se debe a que favorece la agilidad mental. Aparte, si disfrutas de este tipo de actividades, pueden contribuir significativamente a tu felicidad, pues está demostrado que son un buen antídoto para la depresión.

De hecho, a menudo forman parte de terapias para personas con discapacidades o enfermedades como el Alzheimer. Si tienes hijos, es una gran manera de pasar tiempo con ellos. Las manualidades ayudan a los niños a desarrollar su creatividad, destrezas motoras, paciencia y perseverancia. Como ves, son muchos los beneficios que puedes obtener al realizar una actividad tan sencilla como hacer figuras.

Figuras con toallas que enamoran

Las cantidad de figuras que puedes hacer con toallas es prácticamente infinita, solo debes dejar volar tu imaginación. Existen modelos con diferentes niveles de dificultad, así que si eres un principiante en este arte, lo mejor es que empieces por algo que se adecúe a tus habilidades. Estas son algunas ideas que puedes hacer en casa:

El clásico cisne

Esta es la típica figura que encuentras en las habitaciones de los hoteles. Y es que un cisne es sinónimo de sofisticación y elegancia. Afortunadamente, su nivel de dificultad es bajo, así que es una buena opción para empezar. El primer paso es extender una toalla pequeña sobre una superficie lisa. Luego, coges los dos extremos superiores y los doblas en forma de triángulo.

Posteriormente, enrollas estas esquinas de fuera hacia dentro. Asegúrate de ejercer suficiente presión para que no se desdoble. Ahora, debes doblar por la mitad, subir el extremo con forma puntiaguda y moldear la cabeza. Si quieres, puedes doblar una toalla de otro color y colocarla en el lomo del ave para que se asemeje a las alas.

Una flor encantadora

Pero si quieres ir más allá de los clásico, una flor es una buena opción, especialmente una rosa. Necesitarás dos toallas de diferentes colores, preferiblemente una roja y otra verde. Lo primero es extender la toalla y doblarla justo por la mitad. Entonces, debes juntar los bordes y repetir el proceso.

Coge un extremo y enróllala como una especie de cono, pero intenta darle forma de flor. Sujeta con una goma para evitar que tu flor se desarme. Ya solo falta hacer el tallo con la toalla verde. Dóblala por la mitad creando una especie de triángulo con las esquinas. Ahora, coloca la flor en el centro y envuélvela creando hojas con las puntas. Para finalizar, usa un sujetador o una goma.

¿Y qué tal un cupcake?

Esta es una buena alternativa para hacer con los más pequeños de la casa, pues es muy fácil. De hecho, estos cupcakes funcionan de maravilla como decoración para una fiesta. Solo debes elegir los colores que deseas, incluso, puedes utilizar dos tonos a la vez. Si quieres hacer un cupcake de «dos sabores», solo debes tomar las dos toallas y doblarlas en tres partes iguales.

Luego, coloca una encima de la otra. Un truco para obtener un lindo efecto es que escalones los extremos. Ahora, enrolla ambas toallas hasta el final y listo. Puedes añadir algunos detalles como frutas o crema batida para un acabado más realista y creativo.

Un tierno conejo

Hacer un conejo es más sencillo de lo que parece ¿Cómo empezar? Tienes que doblar en diagonal una toalla pequeña. Luego desdóblala y, siguiendo la marca anterior, enróllala. Lo siguiente es tomar esta especie de tubo y doblarlo por la mitad. Asegúralo con una cinta o una goma para el cabello. Moldea las orejas y ya tendrás a tu conejo. Una buena idea es hacer un pompón y coserlo al cuerpo, así parecerá la cola. También puedes coser los ojos y la nariz.

Estas son solo algunas ideas con las que puede iniciar. Para los más avanzados, hacer un elefante o un perro será toda una aventura. Ya no tienes excusas, anímate a probar esta divertida manera de hacer arte y sorprende a tus seres queridos. No necesitas demasiado tiempo o dinero, así que es momento de poner manos a la obra. El resultado podría sorprenderte.